Para ayudar a bajar contener la Inflación, el Ministerio de Economía le pide a los Supermercados por intermedio de ASU a que adopten dos medidas hasta fin de año incluídas las fiestas: 1) Que no acepten nuevas listas de precios de sus proveedores, 2) Que reduzcan los precios en un 10% a una canasta básica de 150 productos

por Contador Público (Uruguay) Darío Aurelio Abilleira Alvarez

MEF pide congelar precios hasta enero e insta a bajar canasta 10%

Supermercados. Se reunieron con Lorenzo que les transmitió preocupación

PABLO ROSSI – El País 13/10/2012

Preocupado por la suba de precios el Ministerio de Economía solicitó a los supermercados que no concreten más aumentos de precios hasta fin de año. Además instó a formar una canasta de 150 productos y aplicarle un 10% de rebaja.

Tras que el Banco Central aumentó hace dos semanas la tasa de interés a 9% con el objetivo de bajar el dólar (ver nota aparte) y así incidir en los precios de artículos importados, el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, y el jefe de la Asesoría Macroeconómica, Andrés Masoller, se reunieron esta semana con la Asociación de Supermercados del Uruguay (ASU) en busca de una colaboración en la lucha contra la inflación.

En tal sentido, le pidieron dos medidas puntuales tendientes a que no se dispare la inflación que a septiembre se ubicó en 8,64% en los últimos 12 meses. Por un lado, que las cadenas de supermercados no acepten nuevas listas de precios de sus proveedores y, por otro, realizar una reducción de precios de 10% en la canasta básica, según supo El País en base a fuentes empresariales.

En el caso de la canasta, se trata de 150 productos que verán un descenso en los precios para el consumidor final. La rebaja comenzará a regir la próxima semana. Los precios abarcarán a los productos de la canasta básica de alimentos, según afirmaron fuentes consultadas por este matutino.

El País intentó contactarse con Masoller, pero este no respondió los llamados.

Otra vez el Ministerio de Economía resolvió apelar a una medida heterodoxa, ya que acordar una canasta de alimentos con precios más bajos a los actuales también fue adoptada en enero de 2009 cuando la inflación estaba próxima al 10% y el gobierno solicitó la colaboración de la cadena de supermercados.

La canasta en ese entonces incluyó productos de limpieza y bebidas, entre otros, pero no verduras, frutas o carne.

Según fuentes del sector, la medida se extenderá hasta fin de año porque una decisión de este calibre tampoco “puede durar eternamente, no puede haber congelamiento eterno”.

La medida incluirá las fiestas donde las presiones de la demanda inciden también al alza en algunos productos.

El objetivo es que exista una coordinación entre los departamentos comerciales de todas las cadenas que integran la ASU, donde la noticia fue recibida de diferente manera.

Algunos empresarios consultados que prefirieron mantenerse en el anonimato sostuvieron que a “nadie le gusta tener que soportar y absorber costos sin aumentos de precios. No es lo que más deseamos“, pero afirmaron que existe el “compromiso” de “colaborar”.

Por otro lado, otros se mostraron disconformes con el pedido y, si bien dijeron que están dispuestos a acatar la solicitud, reflexionaron que la inflación “no sólo se genera por el aumento de precio de algunos commodities” sino por la incidencia del incremento de los salarios. Precisamente, los economistas remarcan que la política salarial como la de gasto del gobierno son los dos canales a través de los que el gobierno debiera actuar para contener la inflación. Sin embargo, el jueves, Masoller dio declaraciones a la secretaría de Comunicación de Presidencia de la República en las que rechazó esos factores como impulsores del alza de precios.

“Uruguay tiene sus cuentas públicas equilibradas, con un déficit muy moderado y no apreciamos que la situación fiscal esté presionando a la suba de la inflación”, sostuvo el jefe de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía.

Agregó que los salarios están creciendo en términos reales a un ritmo similar al aumento de la productividad. “De hecho se nota un menor crecimiento nominal de los salarios, lo cual es consistente con una situación económica más complicada que en el pasado”, aseguró.

PRODUCTOS. Las negociaciones entre supermercados y proveedores para no subir los precios ya se iniciaron esta semana. Según supo El País, empresarios que presentaron sus nuevas listas de precios recibieron la respuesta de los supermercados de que Economía quería mantenerlos incambiados hasta enero. Al menos un empresario que vivió esa situación dijo a El País que acordó vender al mismo precio aunque en menor cantidad.

La idea está en bajar los stocks de producción, importar menos, y tener menos costos de inventario, por ende no hacemos ofertas y cuidamos más el producto“, dijo la fuente.

Pero los supermercados plantearon al ministro Lorenzo que más allá de tener la intención de contribuir a la política antiinflacionaria, controlar los precios en todos los productos es prácticamente imposible, debido a la alta volatilidad que existe.

Un claro ejemplo fue el mercado cárnico, donde solicitaron a la secretaría de Estado que manejara el tema directamente con los frigoríficos, ya que los supermercados son tomadores de precios.

En este sentido, la cadena de supermercados le solicitó Economía la posibilidad de que mantenga una serie de reuniones con la Cámara de Industrias y la Cámara Importadora de Alimentos con el objetivo de regular los precios.

La suba de la carne bovina destinada al abasto interno de esta semana -fueron $ 3 por kilo para la media res y cortes con hueso, menos los asados- cayó como un balde de agua fría en el gobierno.

Las autoridades de Economía están molestas con la industria frigorífica por el ajuste, por considerar que no era necesario, pues el valor de exportación cae y los precios en el mercado interno siguen subiendo.

El Instituto Nacional de Carne (INAC) intentó restarle trascendencia al ajuste y confían en que el mercado cárnico comience a normalizarse en las próximas semanas cuando empiecen a operar dos plantas que están paradas (Frigorífico Matadero Carrasco y Frigorífico Canelones).

A su vez, tras las lluvias, se podrán cargar los ganados que están listos para faena y el mercado ganadero volvería a un nivel de equilibrio.

En el caso de las hortalizas el clima incide en los precios. Precisamente el ministro Lorenzo planteó el martes en el Consejo de Ministros su “preocupación” por la inflación pero en particular por la suba del precio de las verduras. En esa oportunidad, según dijeron fuentes del cónclave, el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, señaló que hay mucho de “cíclico” en el alza de las hortalizas por lo que no cabe esperar una tendencia clara para los productos.

Fuerte ajuste al alza en previsión privada sobre la inflación 2012

Con el dato de septiembre sobre la mesa, los analistas privados ajustaron fuertemente sus previsiones sobre la evolución de precios para este año. Los economistas, bancos, gremiales y AFAP consultados por el Banco Central en su encuesta de expectativas, prevén que la inflación cierre el año en 8,3%. Esto es menor al cierre de los 12 meses a septiembre en que alcanzó al 8,64%.

En la encuesta del mes pasado, los analistas habían proyectado en mediana una inflación de 7,8% para este año.

Ahora quien estima más en mediana cree que los precios tendrán un aumento de 8,8% en 2012 mientras que el que proyecta menos considera que los valores se ajustarán 7,9%.

Solo para octubre los economistas prevén que la suba de precios sea de 0,75% en mediana. El año pasado en igual mes la inflación alcanzó a 0,71%. Los analistas también ajustaron al alza la proyección para 2013 pasando de 7,1% a 7,5%.

En la encuesta de expectativas económicas del BCU los analistas ajustaron al alza la previsión de crecimiento para 2012 a una mediana de 3,6% de un 3,32%. Quien estima más prevé un 4% y quien menos un 3,1%.

La proyección de creación de empleo se mantuvo en 0,5% y la de déficit en -1,7% del Producto Interno Bruto para este año.

ANALISTAS DESCARTAN un 10%

Conocida la suba de precios de 1,21% a principios de octubre -la mayor en 18 meses-, Washington Ribeiro, director del Banco Central había opinado que “el gobierno en su conjunto tiene que asumir el compromiso con el combate a la inflación”. El funcionario remarcó que son necesarias “todas las señales que el gobierno pueda dar para que la inflación se ubique en el rango” de entre 4% y 6%. De todas formas, los analistas privados opinaron que seguirán las presiones al alza aunque la inflación no llegará al 10% y expresaron que se deja sola a la autoridad monetaria en la lucha contra la suba de precios.

http://www.elpais.com.uy/121013/pecono-669436/economia/mef-pide-congelar-precios-hasta-enero-e-insta-a-bajar-canasta-10-/

…///

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: